Jisap se convierte en Espacio Cardioprotegido

El edificio de la sede central de Lorca, en el polígono Saprelorca, así como la fábrica de Serrata, se han convertido en Espacios Cardioprotegidos gracias a la instalación de sendos desfibriladores y la formación correspondiente en su uso y RCP por parte del personal.

Reaccionar de forma rápida ante una parada cardiorrespiratoria puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. La parada cardiorrespiratoria es la principal causa de la muerte súbita, que en 9 de cada 10 casos, se produce fuera de un centro médico. Teniendo en cuenta estas cifras, y que las personas en activo pasamos una parte importante de nuestro día en nuestro puesto de trabajo, creemos que convertir ese puesto en un lugar seguro para nuestro corazón, es importante. Por ello en Jisap, como parte de nuestro programa de prevención de riesgos laborales, hemos querido dar un paso más en la cardioprotección de todas las personas que trabajan en nuestros centros, ofreciendo formación y tecnología para que puedan enfrentarse a una situación así si llega el momento.

Todas las personas tenemos la capacidad de salvar la vida de alguien que haya sufrido una parada cardiorrespiratoria con nuestras propias manos si sabemos cómo hacerlo. Nuestra actuación hasta que llegan los servicios de emergencias es vital para salvar la vida de una persona cuyo corazón ha dejado de latir. Creemos que es de vital importancia que cada vez más personas sepan ejecutar correctamente una maniobra RCP, por ello apostamos firmemente por la cardioprotección. Además, los desfibriladores pueden ser esenciales para devolver los latidos a un corazón que se ha parado. Aprender a utilizarlo es sencillo y gracias a su tecnología en ningún caso podemos causar perjuicio alguno a la persona a la que intentamos ayudar.

Entradas recomendadas