Uncategorized

Nuestros trabajadores, el motor de nuestro talento

El sector ganadero es uno de los más avanzados en lo referente a la innovación de su proceso y el respeto medioambiental. Y eso se lo debemos a las personas que lo hacen posible, desde ganaderos, transportistas y veterinarios, hasta distribuidores e investigadores de la industria. En Jisap valoramos la entrega de todos ellos y, por eso, contamos con un Departamento de RR.HH. que pone en valor el talento de nuestro personal y potencia estratégicamente su capacidad.

Los trabajadores son el pilar básico que hace posible el crecimiento de la propia compañía y del sector en general. Por ello, es fundamental que se sientan comprometidos y realizados con su función dentro de la empresa. En consonancia, nuestro Departamento de RR.HH. se encarga de transmitir los valores de Jisap a las más de 400 personas que componen nuestra compañía.

Asimismo, la ganadería ofrece multitud y diversidad de oportunidades laborales y de crecimiento profesional. Aspecto que se refleja en cifras de un 87% de contratos indefinidos y la oferta de formación en el sector a más de 15 alumnos en prácticas al año.

La pasión por la calidad y el afán de superación son la clave para buscar la atracción y fidelización de talento en nuestras instalaciones. Por lo que, este departamento también articula nuestras políticas sociolaborales. Entre ellas destacan el compromiso por la búsqueda de igualdad de géneros, materializada con nuestro II Plan de Igualdad de Jisap, o el Protocolo de prevención del acoso para detectarlo y erradicarlo. Así como la apuesta por una jornada laboral flexible, la continua formación y promoción interna de nuestro personal. En definitiva, el éxito del sector ganadero se debe principalmente a la gran familia de trabajadores que lo forman. Además, en Jisap estamos orgullosos de estar integrados dentro de la economía circular puesto que nuestra actividad equilibra la sostenibilidad, el aprovechamiento máximo de los productos y la empleabilidad, especialmente en medios rurales.